Microfisurado y doble recubrimiento

La estructura de deposición del cromo duro convencional se forma en función del procedimiento, siendo su configuración más o menos exagonal.

En la red cristalina se forman hidruros de cromo debido a la deposición simultánea de hidrógeno. Estos compuestos inestables se descomponen y conducen a una deformación de la red cristalina original con la consiguiente aparición de tensiones internas, que dan lugar a las típicas estructuras de fisuración.

En el cromo duro convencional aparecen una media de 5 fisuras m/m. (foto A y A.1).

Tecnocrom Ind. S.A. ha tenido acceso a los nuevos avances en baños de cromo duro, con características similares al convencional, pero con una deposición diferente en su estructura. Entre estos baños se encuentra el "cromo duro microfisurado" que aumenta considerablemente el número de sus fisuras reduciendo la profundidad de la mismas, (el aumento del número de fisuras aprox. 10 veces superior al cromo convencional. foto B y B.1).

a b
a1 b1

Con el cromo duro microfisurado se consiguen mejorar algunos aspectos. En primer lugar el aumento de la "resistencia a la corrosión" debido a que a mayor número de fisuras y menor profundidad de las mismas impedimos la penetración de los elementos corrosivos en el substracto y en segundo lugar la "humectabilidad" facilitando la aplicación de la película de aceite mejorando las propiedades de fricción deslizante.

Otro de los avances obtenidos por Tecnocrom Ind. S.A. en los recubrimientos metálicos duros es la combinación de una capa de "níquel químico" y otra de "cromo duro" con lo que conseguimos la unión de las mejores características de estos recubrimientos, "resistencia a la corrosión y dureza superficial". (foto C).

c

 9001        9100        IAQG